historia del Radio Club Dominicano

Posted by Hi8VBR on Junio 13, 2017

Reseña Historica

Gran parte de los aquí presentes, desconocemos como esta organización ha llegado hasta nuestros días y más aun viendo una institución solida, bien dirigida y enfocada en dar seguimiento al mensaje de sus fundadores que ha sido Fomentar la Radio afición, colaborar con las instituciones de socorros cuando necesitan de sus servicios manteniéndose a la retaguardia como soporte cuando sus sistemas le fallan. Los dirigentes del Radio Club Generación tras Generación han interpretado ese legado y mensaje de los fundadores de nuestra institución y en especial al Dr. Carlos Regús HI8CR (EL OCTAVO CABALLERO RANCIO) como le llamaban.
En sus apuntes podemos ver: “Los primeros albores de la Radio Afición clarearon en la tranquila estancia dormitorio de tres estudiantes de la calle Abreu 21 en San Carlos, Villa Blanca como se le llamaba al sector por allá por los años 1908.”
El rápido adelanto alcanzado por los nuevos métodos de comunicación de entonces cautiva a esos estudiantes entre ellos al Dr. Regús. Y ya en el año 1921 deciden formar una agrupación con el nombre de Radio Club Dominicano cuya instalación solemne se realiza el 12 de Junio de 1926 y por cuya razón estamos reunido hoy conmemorando los 91 años de la Radio afición organizada en la República Dominicana.
El 27 de mayo de 1933, se promulga la ley No.511 que en su artículo 37 determina las condiciones para operar estaciones de Radio Aficionados. Durante todo ese tiempo la participación del Dr. Regus es tenaz y constante venciendo obstáculos muy delicados para aquel entonces. A pesar de existir la Ley antes mencionada, toda transmisión de Radio aficionados estaba estrechamente vigilada y prácticamente lo que existía era una leve tolerancia, esto quedo demostrado al recibir el Radio Club Dominicano el 14 de octubre de 1947, un telegrama con el siguiente texto: “POR INSTRUCCIONES SUPERIORES QUEDAN SUSPENDIDAS HASTA NUEVO AVISO EL FUNCIONAMIENTO DE LAS ESTACIONES DE RADIO AFICIONADOS.” Ya en estas adversas circunstancias de silencio para la radio afición nacional la existencia del Radio Club Dominicano peligra y con el propósito de mantenerlo, la junta directiva delega sus facultades a una comisión que se llamo “Unidad Trina del RCD”. Estaba formada por tres miembros, entre ellos el Dr. Regús. Esta unidad Trina mantuvo discretamente por más de 6 años la existencia del Club, refugiado en la morada del Dr. Regús, en ese lugar se tomaban las decisiones en relación a las actividades del Club y desde donde el Dr. Regús mantenía relaciones con las asociaciones similares a la nuestra en el extranjero sosteniendo vivo el nombre de esta organización. Gracias a que el jefe de Radio de la Panamerican Ing. Judson autorizo bajo su responsabilidad de que toda correspondencia del Radio Club se llevara en la valija de mano de vuelo del avión y dirigida a él; la misma era enviada desde Santo Domingo por HI8MAF para ese entonces el Señor Máximo Fiallo jefe de Radio de Panamerican en Santo Domingo.
Para los años de 1961, ya cansado el Radio Club de Mantenerse en la clandestinidad y bajo la dirección del Ing. Nemesio Bass y el Señor Andrés Julio Buen Rostro, personas estas que acompañaron al Dr. Carlos Regus a mantener viva la llama de la Radio afición; llaman a todos los miembros de entonces que disponían de equipos transmisores a salir a las 12 en punto de un día en el mes de noviembre a denunciar al mundo la mordaza puesta a la Radio Afición nacional actividad esta que fue frustrada por el ministro de obras públicas; debido a que fue frustrada la indicada actividad fue destituido el Ing. Nemesio Bass de la presidencia del RCD por no haber enfrentado con valentía las disposiciones que impedían las transmisiones de los aficionados, en su lugar fue designado por todos los miembros el Señor Freddy Everst HI8FE y se cumplió entonces la actividad programada de encender sus estaciones de radios todos los radio aficionados y hablar con el mundo. Entre ellos se encontraban el Señor Máximo Fiallo, el Dr. Luis Mañón, Freddy Everts entre otros. En Santiago el Señor Felipe Moscoso, Señor Vanderhorst y una gran cantidad de buenos radio aficionados.
En 1963 por la intermediación del Consocio y ex presidente de esta organización Señor Horacio Alvarez; se consiguió con el Dr. Donald Reid Cabral Presidente de la República radio aficionado y miembro del club la donación del local que hoy ocupamos y en donde hemos nacidos una gran generación de radio aficionado y desde aquí habremos de enseñar a las generaciones futuras.
Victor baez
Junio 13/2017